OdP-blanco

REGISTRO DE
POETAS 

ROSABETTY MUÑOZ / FLORENCIA SMITHS / SOLEDAD FARIÑA / DANIELA CATRILEO / ALEJANDRA GONZÁLEZ CELIS / VICTORIA RAMÍREZ / LAS BICHAS, CAMILA SULLIVAN Y ARIEL INOSTROZA / GLORIA DÜNKLER / VERÓNICA JIMÉNEZ / JULIETA MARCHANT / CONSUELO MARTÍNEZ / CARMEN AVENDAÑO / ROXANA MIRANDA RUPAILAF / MACARENA URZÚA / DAMSI FIGUEROA / GLADYS GONZÁLEZ

Proyecto de experimentación poético-musical que busca fusionar ambas disciplinas en un repertorio que se inscribe como propuesta en la tradición de las vanguardias de música y de poesía sonora, donde también concurren lo escénico y lo visual, conformando una experiencia estética compleja y pulsional, que se propone trabajar en la frontera de la música y la poesía, sin llegar a la canción, ni tampoco a la poesía sonora pura u obra indescifrable.

Florencia Smiths
(San Antonio, 1976)

Ha publicado los libros El margen del cuerpo (2008), La ciudad No (2009), La velocidad de la caída (2014), Estética del tajo (2017) y Estudios sobre la distancia (2018). Ha presentado su trabajo en los festivales y encuentros Poquita Fé (2004), Descentralización (2008), Chile-Poesía (2003, 2008), Conrímel (2010), Festival A cielo abierto (2016) y Festival PM III (2018), entre otros. 

 

 

De sus lecturas, rescata la afinidad con poetas chilenas y argentinas de los setenta y ochenta como María Eugenia Brito, Malú Urriola, Stella Díaz Varín, Ximena Rivera, Susana Thénon, Alejandra Pizarnik, Susana Villalba, entre otras, así como con poetas norteamericanas, entre las que se menciona Sylvia Plath, Anne Sexton, Adrienne Rich, y Louise Gluck. Tiene también afinidades con la escritura de Sylvia Molloy, Helène Cixous y Marguerite Duras.  

Su poesía se caracteriza por la exploración incesante de la experiencia de habitar un cuerpo, y trabaja a partir del encuentro y el descalce de la carne y las palabras. Sus textos nacen de la práctica de la escritura cotidiana, en el diario, pero se desprenden de ella hasta alcanzar la intensidad reconcentrada que atraviesa toda su obra. Escribe Soledad Fariña, a propósito del poemario La velocidad de la caída: “No es fácil asirse a  ‘algo’ en  caída que es vértigo y demora,  que es tiempo transmitido a un espacio de mirada y asfixia. Un cuerpo se mira en su descenso, una cabeza piensa y articula en palabras el ritmo de su desmembramiento. El cuerpo está presente y hay que deletrearlo en sus carnes –tibias y crudas-, en su hedor, en su herida.” Estas líneas concentran varios rasgos de la obra de esta escritora: su velocidad sostenida, su franqueza a veces cruda, su relación constante con lo doloroso, su implacable lucidez.

Florencia Smiths trabaja con un verso de extensión variable, que a veces se acerca a la enunciación oral o al monólogo interior y otras se plasma en párrafos de prosa. Su obra publicada hasta ahora podría leerse como un tránsito desde la tercera persona de los fragmentos de El margen del cuerpo (“De pronto se encontró con las palabras”) hacia la primera persona que predomina en Estudios sobre la distancia (“Escribo contra mí”), pasando por la segunda persona que atraviesa La ciudad no (“Tú / tú me vas / tú me vas a venir a decir / tú me vas a venir a decir a mí / que estoy prestada / que no puedo parir / ni por la boca / ni por el vientre”). Este último libro, que explora el espacio de su ciudad natal, existe en una versión audiovisual presentada en el Festival PM, con la autora leyendo acompañada por José Linazasoro en batería), Pablo Fante en bajo y composición y Cristo Riffo en proyecciones visuales.

El poema que presenta aquí, de su libro más reciente, escenifica el combate entre el cuerpo y las palabras, entre el decir y sus límites, entre el sentir y el hablar, a través de una exploración de la imagen de los dientes, cerco blanco que nos comunica con el mundo y nos separa de él, y que se arrancan como flores o canciones de la boca en la que crecen, y a la que devoran en un esfuerzo por borrar los límites entre el adentro y el afuera. 



→  REGISTRO DE
        POETAS